¿Cómo tomar la plata coloidal?

Mucho se ha hablado acerca de cómo tomar la plata coloidal y de si realmente tiene o no beneficios para tu salud. Por todo esto, hemos investigado para ti cuál es la manera correcta de ingerirlo.

Así, sabrás exactamente qué hacer. Comencemos.

¿Cómo tomar la plata coloidal?

Tomar la plata coloidal.

Desde un punto de vista médico, hay muchas maneras de tomar sulfato de plata o la plata coloidal. El más habitual y común suele ser la ingesta en manera de bebida, que se puede tomar fuera de las comidas o en ayunas, manteniendo la solución unos minutos en la boca para que pase más rápido a la sangre.

No obstante, también se puede beber durante la comida para potenciar la digestión. Su utilización por alguna incidencia en la boca también es muy habitual.

¿Cuándo tomarla? (Presentaciones)

Una opción es hacer enjuagues para curar aftas y otros problemas de la mucosa bucal o de la lengua, pero también como antiséptico para pelear contra las bacterias que se originan con la placa.

En el caso de tener alguna anginas, la plata coloidal también se puede beber haciendo gárgaras.

También a través de un nebulizador, ya que la plata coloidal se puede inhalar como una fina neblina.

Sus gotas podrán alcanzar mucho los alveolos pulmonares para pelear los medios patógenos que afectan a los pulmones.

Por otro lado hay que destacar los efectos que hace la plata coloidal como aplicación local para hacer frente a las dermatitis o quemaduras.

Resulta ideal colocarla sobre un apósito para pelar la infección y agilizar la cicatriz en arañazos o cortes.

Plata coloidal pura.

Hay que tener cuidado a la hora de consumir plata coloidal, ya que nos encontramos con muchos tipos distintos de soluciones de plata.

Los más habituales suelen ser la plata iónica, el cloruro de plata, el nitrato de plata.

Pero el único producto de plata medicinal que resulta seguro es la plata coloidal pura hecha con agua destilada y sin ningún tipo de aditivo.

Este factor hay que tomarlo muy en cuenta, ya que suele haber opiniones contradictorias en torno a la plata coloidal por el desconocimiento de estos distintos tipos de soluciones de plata.

Por ejemplo, el cloruro de plata se hace de la misma forma que la plata coloidal, pero se le suele añadir sal de cloruro de sodio o de mesa, lo que la convierte en inseguro para el cuerpo.

Por tanto, en torno a la plata coloidal lo importante es que sea limpia o pura y hecha con agua destilada y sin ningún aditivo.