Cómo saber qué centro de estética elegir

Con septiembre llega “la vuelta al cole” no solamente para los niños  sino que para muchos se acaban las vacaciones y toca volver a la rutina diaria y a nuestros puestos de trabajo. Después de unas vacaciones merecidas seguro que volvemos con  las energías renovadas pero nuestro cuerpo quizás necesite pasar por un centro de estética.

El verano  además de sol, relax y playa trae  consigo consecuencias a largo plazo, nuestro pelo y nuestra piel sufren los efectos del sol, el cloro y el salitre del mar si no le ponemos remedio podremos acelerar el envejecimiento y terminar con arrugas, flacidez, sequedad, manchas….

También aprovechamos para comer más fuera y con tanto relax y turismo descuidamos los cuidados. Por ello nunca está de más recurrir a los centros de estética para mejorar el estado de nuestra piel, hacernos un tratamiento anticelulítico o darnos un capricho para empezar septiembre renovados.

Una vez decidido queda lo más  importante, elegir en qué centro de belleza vamos a depositar nuestra confianza para conseguir los resultados  que buscamos. No se trata precisamente de una tarea sencilla ya que hay infinitas opciones, simplemente cliqueando en Google aparecerán más de cien resultados.

Entonces, ¿cómo empezar a hacer una criba?

  1. Ubicación.

Aunque parezca algo obvio es importante asegurarse de que el centro que elijamos esté bien ubicado, podamos aparcar si está en el centro o no se encuentre muy alejado de nuestro trabajo si vamos a aprovechar para ir cuando salgamos.

Si no le prestamos caso puede ser que llegue lahora de ir y no encontremos aparcamiento, lleguemos tarde y lo que se  iba a convertir en un momento de relax y disfrute personal termina en una situación de lo más estresante.

  1. Servicios.

Es importante comprobar  que el centro dispone de los  servicios que necesitamos. Dependiendo de lo que  nos queramos hacer elegiremos uno u otro. Si queremos hacernos algún tratamiento de estética específico lo mejor es que optemos por un centro especializado en ello.

Cuanta más variedad de tratamientos mejor, ya que nos aseguraremos de que los profesionales tengan amplios conocimientos para darnos todas las opciones posibles. Ya que en muchos casos  un tratamiento puede funcionar en determinadas personas pero en otras no, si tenemos dónde elegir nos aseguraremos de tener más opciones.

Además, si nos hemos  hecho ya un tratamiento y nos ha gustado el resultado, podremos volver a ese centro para hacernos otro sin tener que buscar  nuevamente y arriesgarnos con otro distinto.

  1. Trato.

El trato que recibamos es casi el 50% del tratamiento, llegar a un centro de estética y sentirnos como un número más de los clientes del día nos hará sentir más inseguros y sobre todo influirá en el resultado.

Cuando acudamos  a un centro deberemos  asegurarnos de que los profesionales estudian nuestro caso de forma detallada y que nos ofrecen soluciones personificadas y concretas para nuestro caso. Solamente así obtendremos resultados.

  1. Maquinaria y conocimientos al día.

El mundo de la estética evoluciona a pasos agigantados, lo que funcionaba hace seis meses ahora está obsoleto. Encontraremos máquinas láser o máquinas de presoterapia, técnicas de microblading o tratamientos faciales mucho mejores y más duraderos cada día.

Por ello es importante que los profesionales que te atiendan tengan las acreditaciones necesarias y para que disfrutes de los mejores resultados gracias a los avances tecnológicos.

  1. Precio.

¿Para qué negarlo? El precio es uno de los factores determinantes a lahora de elegir centro.  La vuelta de vacaciones y la  crisis que hemos pasado ha dejado muchos bolsillos tocados. pero ten cuidado y no te  fíes de ofertas imposibles, ten en cuenta que los productos y la maquinaria cuestan un dinero y que  muchas ofertas y “chollos” vienen con trampa, o no hay tanta calidad en los productos o los profesionales no son tan buenos.

  1. Comentarios.

Cada centro de estética tiene que tener una sección de experiencias o comentarios en la  que los clientes pueden dejar sus opiniones y contar cómo les ha ido. Es un buen sitio para valorar  si los tratamientos funcionan, como es el trato hacia el cliente o para desechar esa opción.